El informe incluyente del alcalde Arturo Dávalos

CONTEXTOS

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Hasta el sábado pasado no asistíamos a un informe de gobierno después de varios años, regularmente con sede en el corazón del centro de la ciudad. Esta vez lo acercaron al rancho y aunado a ser sábado, consideramos oportuno ir a  saludar a los actores de la política local en el evento anual que reúne a las élites de todos los partidos que hacen gala de civilidad.

Desde el arribo al estacionamiento del Centro Internacional de Convenciones, es posible observar a personajes en su caminar rumbo a la gran nave del CIC. Los de casa, los anfitriones son los naranjas, funcionarios de todos los niveles que se apostaron en el ingreso al recinto techado. ¿Nombres? Pues anotemos al tesorero Ricardo René Rodríguez Ramírez, al titular de Servicios Públicos, Diego Franco, a Víctor Bernal Vargas, Memo Salcedo,, Santiago Centeno, David de la Rosa. Otros más, recorren los pasillos, como en labores de supervisión.

Por tratarse de personajes que raramente concurren a un acto público, normal es fijar la mirada en las estampas de Rafael González Pimienta o de su tocayo Rafael Yerena Zambrano. Es más, tampoco es cotidiano ver al cachorro, Rafael González Reséndiz, aquel diputado federal del 2012 al 2015. A su lado todo el tiempo estuvo su compadre Luis Romero Chávez, el hombre fuerte del pulpo camionero de la ciudad. Del menor de los hermanos, Chavita, quién sabe si todavía ande por tierras europeas acumulando títulos académicos.

Como en los tiempos idos y en cada informe de un alcalde opositor, puntual estaba don Rafael Yerena, jerarca obrero, quien por razones cavernarias despierta odios y rencores en los más apasionados por ese ejercicio desde las redes sociales. El histórico líder local de la CROM, Héctor Raúl Melayes dio muestras de su civilidad al atender la invitación que con buen tino los responsables de la organización le enviaron. Saludamos a Enrique García Encarnación, estrenándose como el último jubilado de alto nivel de la burocracia estatal.

Bien, amén de asistir otros ex alcaldes, el ex panista, Fernando González Corona y Humberto Muñoz Vargas, también se llevaron algunos aplausos los vecinos, el alcalde de Bahía de Banderas Jaime Cuevas Tello y el de Cabo Corrientes, Prisciliano Ramírez Gordián.

Lo destacamos es que se trata del primer informe masivo en varios años. Lo visible fue constatar una sede atiborrada, con algunos miles de asistentes cómodamente sentados y algunos cientos parados en la parte posterior y otros ocupando pasillos. Se instalaron exactamente 4 mil 399 sillas porque eso permitió el espacio. Consultamos al comandante Adrián Bobadilla de Protección Civil y sin pensarlo nos dio la cifra de 7 mil asistentes.

Los camiones urbanos, los del infaltable acarreo, se asignaron a Las Juntas, Ixtapa, Las Palmas y hasta Tebelchía, justo la zona donde todos los días se vive el reclamo por la falta del servicio. Pedimos hacer un conteo en el estacionamiento y solicitamos el dato y la cifra coincidió: once camiones y algunos “no cobraron”. Fueron los necesarios para transportar a leales a la causa naranja, familias y amigos que por años ha “trabajado”, David de la  Rosa. Justo es subrayar que la mayor parte arribaron en vehículos particulares que saturaron el estacionamiento y otros se obligaron ocupar las avenidas Paseo de las Flores, México y hasta por Manuel Lepe. Si cada camión transporta 45 o 50 personas, se concluye que a duras penas se “acarrearon” a un medio millar de asistentes. Son pocas de un total de 7 mil.

De acuerdo a lo dicho por Arturo Dávalos al inicio de su informe, además de los tres representantes de los tres poderes estatales, a su familia ya sus subordinados, cuñados y cuñadas. Agradeció la presencia de otros invitados, funcionarios estatales, autoridades militares y académicas,  diputados locales y locales (de Jalisco y de Nayarit) y también a empresarios, profesionistas de colegios. Fueron todos ellos en su conjunto quienes llenaron como nunca los tres salones de la nave.

Mostrar el músculo fue posible por dos razones centrales; por elegir un sábado y porque desde el principio el equipo se puso el objetivo de dar un informe absolutamente incluyente. Naturalmente, ayuda el hecho mismo de ser gobierno porque, sin haber sido una instrucción fatal, se “invitó” a la planilla asistir al evento. Reunir en estas fechas de intenso calor a siete mil almas en un espacio cerrado, obligó a gastar un peso extra y proporcionar la mínima comodidad. También se pagó en un mariachi. Quizá, algunos litros de gasolina y diésel para mover vehículos, camiones y maquinaria exhibida.

Tal vez porque en el último año lo han traído lázaro con la amenaza de fincarle juicio, de suspensiones y desaforos desde el Congreso local, a él y a todo su pleno, Dávalos Peña enfatizó en el desembolso para pagar más de 800 millones de pesos en cubrir laudos a trabajadores despedidos y pagos  retrasados a Fonacot. Es dinero, dijo, “que se pudieron destinar a diversas acciones, como 45 kilómetros de concreto hidráulico en vialidades para nuestro municipio, pavimentar de Puerto Vallarta al Tuito, ida y vuelta; o dotar de agua y drenaje, energía eléctrica a varias colonias”.

En algún momento pareció enviar un mensaje a su antecesor, el ausente, Ramón Guerrero Martínez cuando subrayó que “el lugar de vender terrenos, recuperamos más de 34 hectáreas al patrimonio de los vallartenses”. Los vallartenses no olvidan que “El mochilas” halla desincorporado y “rematado” 18 predios urbanos horas antes de abandonar la alcaldía por licencia para ir a disputar en 2015 la diputación local. Esa vez ganó pero tres años después, en julio del año pasado, fue derrotado.

Dijo el alcalde que su administración es la de los servicios públicos y de las obras funcionales y de calidad. En sus cuatro años apostó a la construcción de circuitos viales para mejorar la conectividad. Hay nuevos puentes, mas obras de electrificación, calles pavimentadas y ya viene el tercer puente sobre el río Ameca. Soltó una cifra: 290 obras para beneficio de los vallartenses.

La “recuperación” del Seapal, fruto de un fallo en el más alto tribunal del país, mereció mención especial y agradecimiento al abogado Francisco Vallejo Corona. Presente el diputado local, Luis Munguía, le prestó especial atención al alcalde cuando se refirió al tema del Seapal y agradeció al gobernador Enrique Alfaro “por su voluntad para concretar el logro”.

Hubo más contenido, como en el apartado de los programas sociales, los 50 mil escolapios beneficiados con útiles escolares, uniformes, zapatos, mochilas, seguro escolar, a niños y maestros. O los 43 planteles con obras de mejoramiento y las 30 mil familias que han recibido ayuda vía el programa Casa Digna.

Estamos de acuerdo en no soslayar en aspecto el informe de Dávalos: El sábado en el Centro de Convenciones hubo una gran carga política. Las reacciones y las críticas no pueden indicar otra cosa. Como cualquier político, el alcalde atrajo miradas, aplausos y reconocimiento, también críticas, y las últimas provienen de quienes se colocaron en el bloque de sus adversarios. El resultado es digno de merecer la descalificación del evento, por ser la vía única de minar al enemigo.

Revolcadero

En dos distintos momentos escuchamos al presidente municipal Arturo Dávalos Peña enfocarse en el tema de la seguridad pública, resaltando la colocación de la ciudad en el top ten de las ciudades donde sus habitantes tienes la mejor percepción de la seguridad pública. Son las estadísticas del INEGI. Dijo el munícipe que en cuatro años se ha realizado la mayor inversión en seguridad pública y “con responsabilidad  y disciplina” en el gasto, hoy se dispone de 70 nuevos vehículos patrullando la ciudad. También se capacitó y se equipó a todos los policías y a los departamentos, a los agentes de vialidad, protección civil y a los bomberos. La seguridad sigue siendo el gran reto en una ciudad  que registra unos 5 millones de visitantes cada año, dijo.****** En honor a la verdad, notamos la ausencia en la sesión solemne del Ayuntamiento hasta que leímos una entrevista del reportero Javier Frías en donde hacía valer, o más bien confesaba sus razones de su inasistencia a su responsabilidad de asistir a las sesiones convocadas del órgano de gobierno del cual él es miembro. Es el regidor más puro de Morena, el único de formación izquierda. Que no está de acuerdo con eventos en donde se despilfarra dinero, que fue un evento casi hitleriano, que el de Arturo Dávalos es un gobierno opaco y pues que no, que él reprueba tanto triunfalismo. Poquito le faltó que regañara a la diputada federal de Morena, Lorena Jiménez, quien ella sí mostró civilidad política y atendió con educación la invitación. Vaya que este amigo es medio macetón. Alguien debe explicarle con manzanitas que se procuró hacer del informe un acto incluyente, en donde lo mismo ocupara un asiento el vecino de las colonias y rancherías, que el más acaudalado empresario de la ciudad. Pero bueno, ya mediremos la congruencia de su decir con su hacer. Pero no lo hemos visto enlodarse sus zapatos acá por Ixtapa, o Las Juntas. Más bien lo hemos visto en eventos megalómanos, donde brilla la opulencia y la buena vida, justo lo que presume que no va con él. ****** Habíamos dicho a media semana, la pasada, que si perdía la elección del ejido Las Palmas, Pancho Gutiérrez de León, le recomendaríamos que ya mejor se retire de la política ejidal. Mantenemos nuestra consideración. Tres semanas antes de la elección se palpaba un ambiente positivo a sus aspiraciones pero en las dos últimas semanas, algo ocurrió que el domingo apenas pudo obtener 74 votos por 145 en contra. Ganó Raudel Ponce, el pariente de Andrés Ponce Peña y discípulo de Oscar Avalos Bernal . Más allá de los errores en la campaña, nos han  dicho que Pancho está de acuerdo en el relevo generacional  del grupo que por muchos años controló el grupo creado por el ya finado Fidel García Bernal. Cuatro veces competir y perder debe cansar. Hubo un exceso de confianza pues prácticamente no hubo campaña en las dos últimas semanas, tiempo de oro aprovechado puntualmente por los de la planilla Verde. Fue decisivo el voto nuevos ejidatarios en su derecho de votar y todos lo hicieron a favor de la planilla impulsada por Oscar Avalos. Hubo ejidatarios que tuvieron miedo a represalias no se animaron a votar por la planilla Roja.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: