La alianza Morena-PT para ir juntos por la alcaldía de Puerto Vallarta en el 2021

CONTEXTOS

Por Gerardo Sanvoval Ortiz 

El viernes pasado, el gobernador Enrique Alfaro, el alcalde Arturo Dávalos y el dirigente nacional del Partido del Trabajo, Alberto Anaya Gutiérrez encabezaron el acto de entrega e inauguración del Centro de Desarrollo Infantil (CENDI), un moderno edificio construido en la colonia Loma Bonita.

El evento nada tiene que ver con el activismo político pero azuzó a la caverna de los grillos vallartenses de tres partidos políticos, de Morena, Movimiento Ciudadano y el PT.

Habrá primero que separar expresiones de desaprobación y descontento de militantes y simpatizantes del PT por invitar y permitir que un acto de semejante importancia se le entregó a figuras ajenas al partido. Todo con el entendido de que el CENDI es un enorme logro de Corina Naranjo, la figura emblemática del PT en la región y directora de dicha institución.

Bien, ver juntos al gobernador Alfaro, al alcalde Dávalos al lado de ellos al dirigente nacional del PT, nos hizo rememorar una reunión efectuada una semana antes en un restaurante del centro comercial La Isla. Se trata de una serie de encuentros de los notables del PT y de Morena con un fin único: construir un acuerdo y seleccionar a un candidato de unidad a la presidencia municipal para el 2021.

Morenos y petistas tienen un acuerdo inicial y es el de prolongar su alianza política en el próximo proceso electoral. Cada quien deberá entregar su listado de propuestas de aspirantes a la alcaldía de momento pudiéramos adelantar que no se ha escuchado sugerir ni recomendar el nombre de la química Laurel Carrillo Ventura. Pero no por eso la vamos a descartar en este momento tan  prematuro.

La presencia de Arturo Dávalos el viernes en el CENDI despertó suspicacias entre morenos y petistas. Por muy extrañas razones lo consideran un prospecto serio para unirse a las filas del partido Andrés Manuel López Obrador. Nos dijeron que tendría altas posibilidades de encabezar a los morenos en una elección. Inclusive, hay quienes nos apostaron a que está en posibilidades de ser candidato a la alcaldía. Por ley, para este 2021 está imposibilitado legalmente por haber ya sido reelecto. Sin embargo, estará en calidad de gozar la permisividad de la ley para el 2024. Se  vale una sola relección y para una  tercera, la ley obliga un receso de tres años.

Es cierto que un sector de los morenos, los duros y autoconfesados puros, repudian y detestan a “prianistas” y también a los naranjas y a morir tratarían de impedir que personajes como Dávalos se conviertan al morenismo.

Es público que los dueños de Morena estarían encantados de tener entre sus filas a Dávalos y su grupo. El dirigente estatal, Hugo Rodríguez Díaz lo dijo públicamente, que Morena tiene las puertas abiertas para el presidente municipal de Puerto Vallarta y su grupo político. Al final, los de arriba son quienes deciden. Es esa élite la que establece las clases en un partido y Morena se rige bajo las reglas generales de todos los partidos.

Ocurre que Morena es un partido de vacas flacas en el municipio. Tanto que con singular alegría recibe recomendaciones de sus aliados el PT. Nos juran que uno de los que abiertamente confiesa su aspiración de ser considerado para la candidatura a alcalde es el amigo Mónico Cervantes Ruiz. Pero no les llena el ojo ni a los “socios” petistas. Los morenos cuestionan el liderazgo de Mónico e inclusive tratan de neutralizarlo hasta por su pasado panista.

No hablan de un empresario del ramo de las pescaderías que mantiene presencia constante en actividades y reuniones temporales. Es Álvaro Hernández Flores quien tiene su negocio en el mercadito de Palmar de Aramara y nos lo identifican como un serio prospecto perfilado a ser el siguiente contendiente de morenos y asociados.

El ex regidor Otoniel Barragán Espinoza se acercó para pedir lo consideren. Su puente ha sido sus amigos por la vía del PT. Sin embargo, Otoniel Barragán decepcionó al PT en su etapa de regidor en el trienio 2012-2015. Corina Naranjo fue uno de sus asistentes pero hasta de ella se separó en ese periodo. El otro de sus asistentes del regidor, Gerardo García Fuentes tampoco tiene buenos comentarios.

La actual regidora Laurel Carrillo es también una carta válida para abanderar una alianza de Morena el PT y otros partidos políticos. Pero nos han dicho los morenos que ella no garantiza una victoria electoral y nos ponen como ejemplo sus actividades político-sociales sabatinas. La química nomás no despunta y sus niveles de aceptación popular se mantienen muy por debajo de competir para ganar.

Morena enfrenta serios conflictos internos y eso lo limita para dejar de ser movimiento a ser un partido político limpio de los vicios de los partidos tradicionales.

En la entidad, y también acá en Puerto Vallarta, los morenos se conduce como lo hacían en sus partidos originarios, a pura grilla. De la izquierda se llevaron a Morena discursos y vicios. Por lo menos eso es lo que exhiben en el proceso interno de renovación de sus cuadros directivos, las eternas camorras y escaramuzas que en los tiempos del PRD hacían imposible elegir democráticamente y llevaron sus elecciones a una anulación tras otra.

Uno de los últimos ejemplos lo protagonizan desde hace dos semanas los funcionarios federales. Varios subdelegados acusan al superdelegado del gobierno lopezobradorista, Armando Zazueta Hernández se recurrir a métodos ilegales para “alinear” a los funcionarios federales a obligarlos a apoyar a la aspirante a la presidencia nacional del partido, Bertha Luján.

Y el anterior superdelegado, Carlos Lomelí Bolaños, literalmente fue obligado a renunciar al mismo cargo en medio del escándalo por hacer negocios de venta de medicinas al mismo gobierno. Hay algunas investigaciones en proceso y desde muy adentro del partido hay interesados en deshacerse de Lomelí hasta neutralizarlo y sacarlo fuera de la carrera rumbo a la gubernatura para el 2014.

El sábado 10 de agosto, hace casi dos meses, un grupo de militantes locales, abrieron una oficina para ofrecer algunos servicios gratuitos a la ciudadanía. Entre esos inquietos morenos, estaba el único regidor militante de Morena Cecilio López Fernández. Naturalmente, el grupo perseguía objetivos y metas y se proponían inicialmente impulsar a José Luis Pelayo Barraza “a lo que sea, por ahorita a presidir al partido”. Ese fue un comentario dado al autor por uno de esos morenos.

Ese mismo fin de semana, se dejó sentir una andanada de agresivos comentarios y lo más curioso que todos eran militantes y simpatizantes de Morena. En la cargada contra la iniciativa de ofrecer servicios sociales a los vallartenses, estaba el grupo de la regidora Laurel Carrillo y ni su compañero de fracción,  Cecilio López se libró de la venenosa cizaña.

Los enemigos de los morenos son ellos mismos. Forcejean para imponerse y exhiben sus miserias en este su primer proceso interno. Unos a otros tratan de mantener cerrada la puerta a quienes piden se les reciba. De alguna forma, al darles el portazo, voltean y se encaminan al MC. Esas razones esgrimen nos han dado varios jovencitos que a últimas fechas saltaron del PRI al MC. Para más información sobre el tema, consulte los últimos escritos en este espacio.

Revolcadero

A propósito de Morena y de Carlos Lomelí Bolaños, este pasado domingo el partido celebró su Asamblea estatal informativa. Ahí Lomelí dijo que Morena “le saca cuerpo y medio” al Movimiento Ciudadano. Es una frase usada por los aficionados alas carreras de caballo y que llevado a la política significaría que en Jalisco Morena está muy por arriba, el doble y algo más, del gobernante MC. Lomelí también criticó a su sucesor y que le entregó un reporte al presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador del nepotismo del superdelegado, Armando Zazueta Hernández. A juicio de Lomelí, el superdelegado desobedece al presidente de México y traicionar la confianza que dio el pueblo de México y de Jalisco. Ahí, el dirigente estatal Hugo Rodríguez Díaz imploró que los dejen “autodirigirnos”. De alguna forma el ex priista reclamó por las manos que desde el nivel más alto se tratan de meter para manipular el proceso de renovación de la dirigencia del partido. Por las despellejadas que un día se dan y al otro también los morenos jaliscienses, la presidente nacional, Yeidckol Polevnsky canceló su participación.******Por ahí rola información publicada por una revista de circulación nacional misma de la cual se destaca señalamientos graves. Acusa al superdelegado Zazueta de tener en la nómina a su pareja sentimental; a la subdelegada de la región de Tlajomulco de Zúñiga, Ivonne Guadalupe Mercado de tener también en la nómina a su hijo Edwin Jonathan Cardona  Además. Asimismo, se señala al subdelegado de Autlán Marco Tulio Rosas Romero de tener adentro a toda la parentela, a su pareja y sus primas. La pareja es Elizabeth Flores y es la subdelegada en Tonalá. Las primeras del Marco Tulio, el moreno, no el empresario romano, son Maria del Rosario Ríos Rosas y Silvia Karina Romero Torres. Las primas de la pareja de Marco Tulio son Elucinda Flores González y María Isabel Flores González. Hasta ahorita no sabemos si algún moreno ha desmentido tales y graves acusaciones. Es más, lo confirman. ¿Alguna diferencia con los malosos “prianistas”? En honor a la verdad no se nota.******A media mañana nos hablaron para reportarnos desde Las Palmas que allá andaba Víctor Bernal Vargas. Apenas el sábado nos enteramos que se apersonó en las canchas deportivas de aquella comunidad para regalar uniformes a un equipo infantil de fútbol soccer y saberlo que estaba de regreso en Las Palmas nos hace pensar que el aspirante número uno del MC a la alcaldía trae por allá algún idilio político. Como que trata de reconquistar a Oscar Avalos Bernal, el ex regidor y ex presidente de aquel ejido que anda de coqueto con los morenos. “El canitas” fue el anfitrión de Bernal en el desayuno por el aniversario del ejido. A menos que nos desmienta Víctor Bernal nosotros nos quedamos con la idea de que ese patasalada puro trabaja, primero para darse a conocer y que lo conozcan por esos rumbos, y dos, para reforzar su imagen de ser un funcionario y político comprometido con la ciudadanía, con adultos con credencial de votar y también con chiquillos que practican deporte.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: