Denuncian vecinos ser víctimas de amenazas, invasiones y despojo de primaria y kínder

Demandaron a las autoridades, seguridad pública y poner un alto definitivo al saqueo de sus viviendas

#LaDesembocadaJal.- Vecinos del fraccionamiento Parota I denuncian ser víctima de abusos, despojos y amenazas por dos sujetos identificados como “Cenobio y “el licenciado Barragán” y demandaron a las autoridades, seguridad pública y poner un alto definitivo al saqueo de sus viviendas.

El fraccionamiento Parotas I se halla a bordo de la carretera a Las Palmas poco antes de El Colorado y frente al fraccionamiento multifamiliar Ecoterra. El despojo incluye una humilde escuela primaria y un kínder, instalaciones de las que se han posesionado particulares.

Los vecinos, encabezados por las señoras María Isabel Jiménez, Arturo Ramos, Neida Aracely y Argelia Espinosa, Argelia, detallaron que en el fraccionamiento viven pocas familias pero se vendieron unos 200 lotes urbanos.

Dijeron ser víctimas de problemas que sostienen la familia de María Asención Oliva López, quien vendió su parcela a Mario Vélez Velasco, quien fraccionó y desde 1998 inició la venta de lotes urbanos desde una pequeña oficina en la calle Vía Láctea de El Caloso. Las últimas compras se reportaron en el 2005, según el testimonio de los vecinos.

Se quejaron de haber sido timados, por lo menos engañados, por Mario Vélez porque cuando pactaron la compra prometió agua y luz, la regularización del predio urbano, pero a la fecha, el sentamiento se halla en situación irregular, sin obtener escrituras pese que en algunos casos compraron en una sola exhibición los terrenos.

El precio de un terreno tenía un valor de 28 mil pesos, y se les entregaba la posesión con un enganche de 5 mil pesos y pagos mensuales de mil pesos.

Mientras indicaron desconocer problemas entre el vendedor Marío Vélez y la familia de doña María Asención Oliva, detallaron que desde hace unos dos años viven la pesadilla cuando aparecieron la extraña presencia de un grupo de desconocidos. Se trataba de Cenobio Oliva, un hijo de quienes supieron era la parcelera que acompañado de un supuesto abogado, identificado como Juan Enrique Barragán, quienes empezaron a visitar a los vecinos para informarles que deberían pagar los predios. Acusaron a Vélez de haber “robado” a su madre en la compra-venta de la parcela y que dicho trato se había anulado. A él deberían pagarle 1800 pesos el metro cuadrado los lotes con edificación y 1500 pesos por metro cuadrado si se tragaba de lotes baldíos.

Han sido dos últimos años de vivir entre amenazas e intimidaciones. Se han invadido terrenos baldíos y hasta los despojaron de la pequeña escuelita primaria y un kinder. Se apoderaron de algunas propiedades y hay casos que las rentan. Los invasores se atrevieron hasta de amanazarlos con instalar un portón de seguridad en el ingreso e impedir el acceso a quienes se nieguen a recomprarles los terrenos.

Se dijeron cansados de la situación porque las veces que han buscado a Mario Vélez Velasco, éste ha sido hermético en explicarles el problema y evade darles información precisa. Esta semana en la pequeña explanada al ingreso de la Fiscalía Regional y se han asesorado con un abogado especialista en asuntos agrarios y por lo menos ya interpusieron una denuncia judicial.

En la charla con el reportero, los vecinos fueron reiterativos en solicitar a las autoridades que correspondan intervenir para resolverles sus problemas respecto a su patrimonio familiar por la amenaza de Cenobio y “El licenciado Barragán”. Piden al gobierno municipal les brinde seguridad pública, se le ponga un alto a los abusos y atropellos por parte de los dos personajes citados y se les ayude a liberar la escuelita primaria y el kinder. Asimismo, se les brinde todo el apoye para regularizar su fraccionamiento y certidumbre jurídica de sus viviendas.