Conclusiones que dejó la jornada electoral en Puerto Vallarta y la región

Contextos✍Gerardo Sandoval

Platicaba Bruno Blancas en los cafés que para él, su partido y para la 4T, lo importante era ganar la mayoría en el Congreso y la alcaldía era de segunda importancia. Con holgada ventaja él ganó la diputación federal y su partido se perfila a salir victorioso por la alcaldía. Por las palabras de Blancas Mercado, son triunfos pírricos pues Morena perdió medio centenar de las diputaciones obtenidas en el 2018 en el país y también el control político de la capital del país.

En la disputa local por la alcaldía, debe ser una dolorosa derrota para nuestros amigos del Movimiento Ciudadano, que incapaces de mantener la unidad partidista, la fractura en el proceso de selección de candidatos los debilitó y se quedarán, a cuatro o cinco puntos porcentuales atrás de Morena.

Empecemos por advertir que se cumplió a cabalidad la predicción -o maldición según cada quien- que en Puerto Vallarta todo partido no pasará más allá de tres administraciones en el poder. El PAN de los 90, el PRI del 2003 al 2012 y ahora el MC hilaron tres triunfos y fueron derrotados al concurrir en su cuarta elección. La paciencia de los vallartenses se acaba a los nueve años.

¿Fallaron los pronósticos? No. Si bien es cierto que al principio de las campañas se observó una campaña de tercios, los excesos y abusos del PVEM, de su coordinador de campaña Juan Carlos Castro Almaguer y de su candidato, Luis Ernesto Munguía González, les hizo perder simpatías del electorado. Ya en la recta final se percibió que la disputa de la alcaldía estaba entre naranjas y morenos.

Dos semanas antes de la jornada electoral se pudo percibir ciertos síntomas de arrogancia, de soberbia, en algunos miembros de equipo de campaña del MC. Al menos con un miembro del “war room” de Lupita Guerrero supo de ello pero desestimó la observación.

Los morenos ganaron la elección en la última semana. Para el domingo 30 de mayo, una semana antes de los comicios, ignoramos si a todos pero ya un día después de la elección obtuvimos el testimonios de un asistente que recibió 150 pesos por acudir a su cierre de campaña.

Hay quienes afirman que se regaló gasolina en una estación de distribución de Mojoneras a la víspera de la elección. Lo morenos aplicaron un eficiente plan de acarreo para el cual dispusieron de una flotilla de vehículos. Habrá que precisar que el acarreo de simpatizantes es de lo más socorrido por todos los competidores y si bien en ese campo se consideró mayor eficacia en la estructura del MC, la impresión final es que ahí sacó ventaja el equipo de Luis Alberto Michel Rodríguez.

Los verdes de Luis Munguía, hicieron lo que pudieron pero con regular éxito. Su candidato apenas les alcanzó para rayar los veinte puntos. Michel pudo superar a verdes y naranjas, impulsado por la sólida marca del partido y en buena medida por disponer de sobrados recursos económicos, probablemente mayores a los del MC.

Hasta la media noche del domingo, la estrecha diferencia entre Michel y Lupita Guerrero inhibía a quienes se proponían declararse triunfadores. El candidato moreno acudió a la sede del 05 Consejo Electoral del IEPC alegando supuestos manoseos a los paquetes electorales. Ahí él y su coordinador, Salvador Llamas escandalizaron por habérseles impedido el paso al recinto electoral. Luego, se dirigieron al malecón para declararse victoriosos frente a sus seguidores.

A primera hora ya del lunes, a las 00:18 horas, Lupita Guerrero se dirigió a los vallartenses para agradecer a quienes le dieron su confianza y la acompañaron a “esta gran lucha para defender el orgullo y la grandeza de nuestra ciudad”. Dijo “con la frente en alto, como cada día, continuaré mi compromiso de trabajar con amor, pasión y dedicación por muestra tierra y por mi gente”. El mensaje se entendió como la claudicación y aceptación de la derrota.

Luis Munguía pareció resignarse al cómputo. Se fue a descansar y desde la cama, ya después de las nueve de la mañana dedicó a sus fans: “Esta elección fue histórica, nos enfrentarnos al poder en toda su expresión, nos enfrentamos a lo que parecía imposible ¡Lo hicimos y lo hicimos muy bien! Trabajamos de manera limpia y legítima por Puerto Vallarta y así seguirá siendo. Gracias a todas y todos quienes caminan con nosotros, gracias por su entrega, talento y dedicación ¡Gracias porque no se rajaron nunca y porque jamás tuvieron miedo! El proceso sigue y seguimos al pendiente. Esto apenas inicia, la renovación de Vallarta la vamos a lograr, porque estamos aquí y ahora, ¡más unidos que nunca!”.

Dado lo reñido de la elección, para considerar irreversible el conteo de votos, lo recomendable fue esperar más allá del 50 por ciento de las casillas. Pasado el mediodía del lunes, el Programa de Resultados Preliminares, el PREP del IEPC, presentaba ya el cómputo arriba del 80 por ciento de las casillas. Michel ya sumaba a favor el 32.88 % de los votos y atrás se había quedado Lupita Guerrero con el 28:77 %.En cualquier elección, con una diferencia menor a cinco puntos entre el primero y segundo lugar, lo previsible es llevar la competencia al tribunal o demandar el recuento total de votos. Ignoramos si el equipo de Lupita Guerrero valore esta opción, o siquiera reclame violaciones a las leyes aplicables.

La jornada electoral arrancó con apasionados duelos entre morenos y verdes. Desde temprana hora se difundían rumores de que “el tribunal” le retiró la candidatura a Michel y que “los votos de Morena no serán válidos”. El otro rumor, fue la noticia que Munguía se unía a Lupita y regresaba al MC. Éste último, despedía el tufo de los morenos.

A media jornada ocurrió la batalla de las encuestas, las que invariablemente sostenían un duelo cerrado entre el MC y Morenos y a distancia, abajo, el PVEM. Los verdes respondieron con sus propias mediciones, destacando un cuadro donde Munguía aparecía inalcanzable, con 38 puntos porcentuales.

Sin duda, Luis Munguía jugó un papel preponderante en este ejercicio democrático. Primero, quebró la unidad del MC para irse a Morena. Luego, fue el factor que trozó a los morenos, muchos de los cuales lo siguieron en su aventura a PVEM. El MC resintió el mayor el daño.

A duras penas Munguía alcanzará los 25 puntos cuando concluya el cómputo. Es más de los que se le auguró. Por recursos no se quejará pues todavía hizo gala de ello el día de la elección. A media jornada su maquinaria se quedó sin nadie a quien acarrear. Vehículos con placas de Nayarit se enviaron a los estacionamientos a temprana hora.

Más allá de si se judicializa la elección local, debemos prestar al contenido de los mensajes Lupita Guerrero y Munguía. Parecen resignados a darle vuelta a la página y ver hacia adelante.

Arturo Dávalos Peña, otro protagonista ha guardado silencio, tal vez por haber hecho cuentas y haber alcanzado la diputación local por la vía plurinominal. Si la memoria no nos falla, es el 4 candidato en la lista del MC por la representación proporcional. Le queda también la vía del “repechaje”, por la que Bruno Blancas es ahora mismo diputado local. Esa curul se asigna al “mejor perdedor”, un espacio al que se accede por computar la menor diferencia respecto al ganador. Contado el 85% de las casillas del distrito, Dávalos va atrás de Yussara Canales por apenas dos puntos porcentuales.

Respecto a los candidatos a la diputación federal, el naranja, Jaime Álvarez Zayas, pronto regresará a lo suyo, a los consultorios médicos de hospitales públicos, quizá a jefaturar a los jefes las regiones sanitarias de la Secretaría estatal de Salud. Aunque a su clínica privada, el médico verde Paco Sánchez hará lo mismo.

Los miembros prominentes del davalismo, pronto hallarán acomodo en oficinas del gobierno del estado. Son muchas las oficinas que alberga el edificio de la UNIRSE y se abrirán espacios. Quedarán desprotegidos los seguidores de Munguía.

Revolcadero

Un día después de la jornada electoral las redes sociales se inundan por conmovedores mensajes de los equipos derrotados y ganadores. Para ser honestos nos llama la atención algunos usuarios que refrendan su lealtad a Luis Munguía. Intentamos entender y confirmar en esos contenidos a los amigos que al principio del proceso electoral que agoniza nos decían que Munguía era un fenómeno. Tal vez. Pero quedó en promesa, por lo menos ahora. También hallamos razones a quienes calificaron de lo peor a Munguía. En los últimos 9 años, el entorno de Munguía ha sido de abundancia y él como sus allegados disfrutaron de esa bonanza. Vendrán tres años difíciles, sin empleados y será interesante cuántos y quienes estarán en el 2024 rindiéndole culto. Porque como regidor, si acaso ofrecerá chamba a dos o tres de sus amigos. No tiene garantía que Carla Elena Castro López, la hija de Juan Carlos Castro Almaguer, le guarde fidelidad. Tampoco el Paquillo Sánchez Gaeta, cuya tercera regiduría se le tambalea.******* ¿Que pasó en Bahía de Banderas? Aunque se recomienda esperar el miércoles para el conteo oficial, todo indica que se ha configurado un mapa color vinotinto en la Bahía de Banderas pues agónicamente estará por cantarse la derrota del médico y alcalde con licencia, Jaime Cuevas Tello. La final es de película pues Jaime Cuevas se situó arriba al inicio del conteo pero la morena, Mirtha Villalvazo poco a poco fue recuperando la desventaja. Seguramente la diferencia será menor y pudiera haber recursos de impugnación. Al paisano, Pepe Castañeda ya se le cantó la derrota pues es irreversible la ventaja que le sacó Héctor Santana, quien así regresará al Congreso de Nayarit y desde allá volverá en el 2024 para intentar por tercera vez ser candidato a la alcaldía. ****** Vamos al panorama nacional. Ya avanzado el conteo preliminar, las cifras del INE indica que 58 millones de mexicanos salieron a votar. El voto mayoritario aprobó a Morena pero la voluntad popular le negó darle mayoría calificada requerida para modificar las Constitución. Perdió Morena 51 diputados aunque conserva la mayoría simple y ni con sus aliados podrá sumar la mayoría calificada. En la CDMX, Morena perdió 7 de las 18 alcaldías, muchas derrotas si se parte de que proyectaron perder solo una. Morena ganó 11 gubernaturas, el PAN y sus aliados dos, Querétaro y Chihuahua, en tanto que el MC se agenció Nuevo León y el PVEM San Luis Potosí. Eso es pluralidad política.******* El Movimiento Ciudadano, logró contener a los morenos en la zona conurbada de Guadalajara al salir airoso en la competencia por las dos alcaldías más importantes, Guadalajara y Zapopan. Alberto Uribe de Morena, con apenas 18.1% de los votos, admitió ya su derrota frente al naranja Juan José Frangie que lo aventaja con el 47.3%. Carlos Lomelí se resiste a perder pero Pablo Lemus ya sumó a su favor más del 45% de los votos mientras que para Lomelí, ya con el 70% del conteo, apenas tiene el 25.1 %. Los candidatos del MC tenían ventajas en 16 de los 20 distritos electorales y conservará mayoría en el Congreso del Estado. Morena pudiera ganar tres distritos y uno el PAN, allá por la región de Los A