El complot para derrocar a la alcaldesa de Bahía de Banderas

ContextosGerardo Sandoval

Mientras Mirtha Villalvazo dedicó el último fin de semana a hacer campaña electoral para Morena en Bahía de Banderas sus adversarios removían las aguas que no cesan en sus propósitos de echarla de la alcaldía. Contrario a lo que se pudiera pensar sus enemigos los tiene en casa y son la mayoría de los regidores, de oposición pero son los de su partido quienes hacen punta.

A principios de la semana pasada, Lía Díaz Castro de León anuncio su renuncia a la presidencia del DIF municipal y acusó a su compadre, Cesar Augusto Aguirre, pareja sentimental de su comadre la alcaldesa Mirtha Ileana Villalvazo Amaya, de amenazarla y haberle insinuado actos de corrupción en el DIF.

En su comparecencia ante los periodistas, Lía Díaz Castro de León dijo que no renunciaría a su compromiso por ayudar al pueblo y que después de hacer un viaje al extranjero se proponía reanudar su trabajo social.

Una semana después algo toma forma. Las versiones apuntan a que la comadre de la alcaldesa es parte de un plan concebido por un grupo de regidores y funcionarios para derribar a Mirtha Villalvazo y como presidente municipal suplente, la comadre sería la sustituta.

Villalvazo Amaya, a quien sus amigas la definen como avinagrada y que fácilmente pierden el control, ha sido incapaz de garantizar la gobernabilidad del municipio y han sido los regidores de su partido quienes le han ocasionado los mayores conflictos de gobernanza.

En abril, entre el 15 y 19 de dicho mes, se registró una extraña insurrección de regidores que pareció esfumarse después de que el contralor municipal, Martín García presentó una denuncia contra la alcaldesa. Esta sería una de las tres querellas contra la primera autoridad de Bahía de Banderas, mismas que en absoluto hermetismo se desahogan y que en cualquier momento pudieran desatar la gran crisis, eventualmente acciones judiciales y la separación de Mirtha Villalvazo.

Cuando en la Semana de Pascua hicimos mención de la separación del alcalde del norteño municipio de Tecuala, Gabino Jiménez Huerta recomendábamos a la alcaldesa del vecino municipio poner sus barbas a remojar. Aquel edil había ganado la elección con los colores de Morena y fue acusado por regidores y funcionarios de su gobierno quienes recurrieron al huésped del Palacio de gobierno, el morenista Miguel Ángel Navarro Quintero, quien avaló el proceso judicial contra el alcalde moreno.

El grupo que conspira contra la alcaldesa es liderado por el profe José Luis Plácito, a quien se le atribuye tener línea directa hasta la oficina del gobernador. La versión indica que desde allá le han dado luz verde para continuar las tareas para desestabilizar y sacar a MirthaVillalvazo de la alcaldía del próspero municipio.

En el plan participan las regidoras, Estefanía Lara Martínez Prado, María del Carmen Arreola Gutiérrez, Irma Peña Prado. Además de José Antonio Plácido, Mario Jiménez Carrillo y Carlos Ruiz, también se incluye el síndico Julio Robles Lima, elegido por mayoría y quien se incluyó en la planilla representando al partido del Trabajo el aliado electoral de Morena.

En la administración de Mirtha Villalvazo se mueve un amasijo de personajes que suman muchos años de hacer grilla y más grilla. Por ejemplo, está bien representado el ex alcalde, José Gómez Pérez que solo por darlo de ejemplo, tiene a su sobrino, Eliot Gómez en la oficina de la secretaría particular.

En la elección del año pasado, representando al Partido Verde Ecologista, el otro aliado de Morena, Rafael Alejandro Cervantes Gómez ganó la demarcación 3 en su pueblo San José del Valle. Es hijo del fallecido ex alcalde Rafael Cervantes Padilla, cuñado de Pepe Gómez, tío del regidor.

Sin embargo, Rafita Cervantes no se alineó al fuego abierto contra la alcaldesa. Es un dato que parece anular las sospechas que pudieran hacerlo potencial autor intelectual de los ataques. José Gómez no tenía interés en instrumentar una campaña negra contra la alcaldesa pero tomó nota de los recados que desde la oficina de la alcaldía le enviaron y desde fuera alienta a los insurrectos. El director de Obras Públicas, Gabriel Ávalos se desempeñó como director del Oromapas cuando José Gómez fue alcalde. Desde esa posición ha reafirmado lealtad a la alcaldesa sin renunciar al tutelaje de Gómez.

En todo caso, se observan evidencias de haber metido su mano el diputado local, Héctor Santana. El gremio magisterial, cuyo liderazgo de años descarga en el profe Plácito, es afín a Santana, candidato por el PRI a la alcaldía derrotado en la elección de 2017 que para la elección última saltó a Morena.

El problema de Mirtha Villalvazo se halla en sus descontrolados ímpetus. Su temperamental personalidad le acarrea problemas precisamente con los de su sexo y se ha agravado al llevar sus conflictos al calor de su hogar, su familia, amigas, comadres, aliados políticos. Lo normal serían las disidencias con sus subordinados pero al haber en amenazas empolladas en su entorno más íntimo habla que algo anda mal, muy mal.

En la Fiscalía de Justicia del Estado de Nayarit, silenciosamente se desahogan tres carpetas judiciales. Cuando la insurrección de la tercera fin de semana de abril, el titular de la Contraloría resolvió separar de su cargo al secretario general del Ayuntamiento Joel Abad Jiménez Lozano por desacatar la solicitud de los regidores a convocar al pleno del cabildo. A ello Mirtha respondió con la destitución del contralor  quien a su vez respondió con una querella judicial denunció iniciada en el Centro de Justicia para la Mujer.

Antes, el síndico Julio Cesar Robles Lima también emprendió acciones judiciales y la última acusación la presentó la semana pasada Lía Díaz Castro de León, después de presentar su renuncia a la presidencia del DIF. Los tres acusadores fueron parte del grupo más íntimo de Mirtha. Los tres la acusan de haber sido amenazados y los tres la tildan de corrupta.

Una versión nos confirma que el gobernador Navarro Quintero, ha dado luz verde y que él no tiene interés en salir a defender a la alcaldesa. Que no nos asombre si en cualquier día de estos se resuelva acciones que la obligue a abandonar el cargo. Para ello se prepara su comadre Lía cuya estancia en el extranjero será breve. Ella confesó de sus planes de no renunciar a sus compromisos con los habitantes del municipio. Es la alcaldesa suplente y por ley y Constitución, las de Nayarit, está en posición de sustituirla. Entre que descansa y no, la comadre se prepara para estar lista si destituyen a su comadre.

Revolcadero

Desde Las Juntas nos reportaron detalles de la comilona ofrecida por el ex alcalde Ramón Guerrero Martínez, “el “mochilas”. Nos habían dicho que la fiesta familiar ofrecida a los amigos sería la voz de arranque de su renovado proyecto con el que amenaza con regresar a Puerto Vallarta, a reclamar la candidatura del Movimiento Ciudadano a la alcaldía hacer campaña y ganarle a los morenos. Que fueron escasas las figuras de la política local. La plana mayor del MC hizo el viaje a Guadalajara a una reunión del partido, el mejor pretexto para ausentarse de la fiesta. Fernando Peña el ex contralor hasta septiembre pasado, gritó presente, Pina Ibarría, Elisa Ramírez, el panista enmochilado, Jesús Anaya, Otoniel Barragán, Doris Ponce, Miguel Ángel Yerena Ruiz, todos ex regidores se fueron a las sombras de los árboles de rancho de los Arreola. Asimismo, el ex alcalde interino, Javier “el Pitas” Pelayo y Jesica Yerena, ella ex regidora por el PRI el trienio mochilista (2012-2015). Uno de los invitados nos platicó que si bien “el mochilas” quiso en algún darle un tinte político al encuentro, no logró gran cosa y aquello transcurrió como lo que fue, una fiesta familiar y de amigos allegados. “Lo que si te puedo decir es que el mochilas andan rondando Ixtapa”, nos  dijo el informante.****** Por cierto, en especial preguntamos de si asistió la encargada de la oficina de representación del gobernador, Susana Rodríguez. Y pues que no, que por su calidad de la más alta coordinación que ostenta de su partido Movimiento Ciudadano, se fue a la reunión estatal y se quedó en Guadalajara. Y bueno, allá esta la casa de “la güera” Susana. La funcionaria estatal, que ya fue regidora, no desiste de sus intenciones de postularse para otro cargo de elección popular y que apunta a una diputación Federal o local, eso es lo de menos.******Un de nuestros más exigentes lectores, nos pedía ayudarle a aclarar ciertas dudas respecto a la marcha contra la homofobia del martes de la se mana pasada y el desfile del orgullo gay, el Vallarta Pride. Éste último evento realiza los días 25 de mayo, este miércoles. Tomamos de una publicación de Héctor Ramírez Betancourt. La diferencia entre el Pride y la marcha. La marcha es aquella en la cual se exigen, piden, solicitamos derechos y por qué no, agradecer los ya ganados, es un evento de incidencia política, y obviamente va dirigida más a la gente local. Pride es un desfile en el cual celebramos el orgullo de ser lo que somos. Los dos son importantes, pero como activista a mí me importa más la marcha. Claro que me encanta y me divierto en el Pride. El Pride nos sirve también para promocionar nuestro paraíso como un destino incluyente”. Explicación más clara no podemos hallar.