La gira de fin de semana del gobernador Enrique Alfaro

CONTEXTOS

Por Gerardo Sandoval Ortiz

La madrugada del jueves, una brigada de trabajadores del gobierno del estado hacían con apuraciones el balizamiento en la carretera 544 en Ixtapa. Ya el viernes, el gobernador Enrique Alfaro Ramírez inició en Mascota una gira de trabajo y supervisión de diversas obras que lo trajo a Puerto Vallarta.

La gira del gober no fue como las anteriores. Hasta pareció haber venido a hurtadillas por ahuyentar a la prensa pero sobre todo por traer en su carpeta el arranque de la primera etapa del Plan Maestro para la Rehabilitación del Estero El Salado, las sagradas marismas al norte de la ciudad.

La muy peculiar estancia de Alfaro el fin de semana fue una restricción dispuesta por la pandemia sanitaria por el Covid-19 y la decisión fue del gobernador. Dado lo incómodo que le son los periodistas vallartenses, como al presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, a él también le cayó como anillo al dedo el virus chino y ordenó desinvitar a los reporteros. “Por la pandemia”, alegó.

En su achicada gira, el gobernador dejó a un “damnificado”. Por primera vez en su visita al destino, el diputado local Luis Ernesto Munguía González no fue requerido por el equipo de logística y giras del mandatario estatal. En su casa hizo su berrinche cuando supo que por lo menos en un evento de Alfaro, estaba su adversario político, Diego Franco Jiménez. Ahí están las imágenes difundidas en la escala hecha en Ixtapa donde se afinan los detalles del edificio de la Comisaría de Seguridad Pública. El alcalde Arturo Dávalos y Diego Franco se codean con el gobernador, cerrándole antiguos espacios de privilegio a Munguía.

De ninguna manera intentamos imponer una percepción de haber sido una gira con pretensiones políticas. Seguimos considerando que Munguía sigue siendo el proyecto de Alfaro y de Ramón Guerrero que rivaliza con el del alcalde Dávalos a fin de mermar el capital político de éste. Sin embargo, Alfaro también se disgusta y da muestras de enfado. Nos han dicho que no está nada contento con Munguía por sus caprichos cotidianos de exigir cancha completa para su juego y proyecto personal.

Más allá de un reducido grupo de funcionarios municipales, muy pocos conocen el moderno edificio de la Policía Municipal. Se construyó en un predio que durante la administración del priista Gustavo González Villaseñor, una señora lo ofreció al municipio a cambio de un predio en la zona de Amapas. Andrés González Palomera, por cierto aliado político de Munguía, ejecutó la permuta desde su posición de titular del Fideicomiso Puerto Vallarta.

Las nuevas instalaciones de la comisaría tienen sofisticado equipo. Tendrá centro de control y mando del sistema de videovigilancia para concentrará todos los esfuerzos en  materia de seguridad. Ahí también habrá inversión del gobierno estatal.

La comisaría se halla al paso de la por ahora resplandeciente carretera 544. En mayo del año pasado el gobernador anunció el arreglo de la carretera a Mascota; dijo que se gastarían 194 millones de pesos, desde Ixtapa hasta Mascota. Fue aquella vez que Alfaro vino a pararse en el ingreso a Ixtapa y entregó al alcalde Arturo Dávalos el módulo de maquinaria pesada, las del programa “A toda máquina”. En una retroexcavadora, un tractor, una excavadora, dos camiones de volteo una pipa de agua, Alfaro trajo al municipio 22 millones de pesos, equipo a destinarse al sector agropecuario y ejidos.

A aquella gira de trabajo el 13 de mayo de 2019, el gobierno del estado difundió un comunicado de prensa y de él sustraemos el siguiente párrafo: Vamos a iniciar la elaboración del proyecto ejecutivo para la rehabilitación de este espacio, de este camellón aquí en Ixtapa que alguna vez fue un parque muy bonito y que ahora no queremos hacer igual. Vamos a hacer cruceros seguros en donde está la entrada al Centro Universitario, rehabilitar paradas de camiones y vamos hacer el proyecto completo del camellón para que esta que es la salida de Vallarta, hacia la sierra, quede de primera, de lujo”.

Alfaro habló también de otros millones a destinar en obras abandonados en el sector salud, el libramiento sur, la avista Federación y hasta de los 600 millones de pesos que el gobernó federal destinaría a colonias marginales de la ciudad. De estos últimos 600 millones ya sabemos en donde se los gastó, allá en Guadalajara. El libramiento está en las peores condiciones en sus poco más de 30 años. El parque lineal en el camellón de la carretera 544 en Ixtapa empeoró. Las paradas de camiones jamás se mejoraron. El ingreso al CUC está igual. Eso sí, en la madrugada del jueves se balizó a 544 en su paso urbano por Ixtapa.

Alfaro no ha sabido granjearse de los vallartenses. A estas alturas debe tener perfectamente identificado sus yerros. Menospreció al pueblo bueno y sabio que en su cierre de campaña en la unidad deportiva La Lija respondió con rechifla cuando pidió aplausos para Ramón Guerrero, dos o tres semanas después sería repudiado en las urnas. En ese mismo mitin político, Alfaro llamó al presídium a Edelmira Orizaga Rodríguez, quien abandonó al Movimiento Ciudadano y ahora prueba suerte en Morena. ¿Se equivocó o no Alfaro?

Sin embargo, pareciera que el ejecutivo estatal intenta expiar sus culpas, corregir sus errores y granjearse el respaldo de los vallartenses. Para ello le entró al asunto del estero El Salado, una papita caliente que a su sola mención hace entrar en cólera a mesurados y radicales usuarios de las redes sociales.

Alfaro fue medido al presentar el Plan Maestro para la Rehabilitación del Estero. En esta primera etapa se destinarán 25 millones de pesos y para el próximo año habrá otra bolsa de recursos. Él y Arturo Dávalos, en presencia del rector del CUC, Jorge Télles López, hablaron de un programa de rescate de la zona estuarina y nada más. Nada de meterle mano a la riqueza natural. El proyecto es el propuesto por los ciudadanos en los foros y las consultas públicas

Con el plan master se va a proteger sin dañar un solo metro. Al cabo de una segunda etapa se convertirá en un atractivo turístico para Puerto Vallarta. Ese es el proyecto plasmado por la gente y los técnicos. Se hará más visible el ingreso universal y se construirá un segundo y más funcional, se construirá una plazoleta en el ingreso. Se renovará la duela del muelle en el principal ingreso y se va a rehabilitar zona de la torre de avistamiento, adentro del estero, cuya estructura de acero muestra avanzado deterioro. Además de nueva plataforma se instalará un elevador a dicha torre.

¿Qué más obras supervisó Alfaro? Le echó un ojo a los trabajos de rehabilitación del adoquinado en los carriles laterales de la avenida principal de la ciudad. Ahí bailan 45 millones de pesos, y la consideró como su principal obra en la ciudad. Ya encarrerado el gober habló de futuras inversiones. A eso vino, a inaugurar obras, a hablar de apoyos, a supervisar trabajos y anunciar nuevas obras. Eso le dolió a Munguía.

Revolcadero

Por cierto, el equipo de Comunicación Social del gobierno municipal emitió éste lunes 21 un boletín informativo con el titular “Fortaleceremos la seguridad con la nueva Comisaría: Dávalos”. En el contenido hallamos datos interesantes como el identificar al Centro de Control y Mando del sistema de video vigilancia, como C5. Se indica que ya están funcionando 65 cámaras y que la meta es llegar a 100 cámaras conectadas a dicho Centro de Mando. Las mismas estarán en los ingresos y salidas a la ciudad pero también en las principales avenidas y calles. Esto permitirá tener una  mejor coordinación con otras dependencias de gobierno y en resumen, se fortalecerá la seguridad en todo el municipio y la región, informó Dávalos en la reunión virtual semanal del Consejo Ejecutivo de Seguridad Pública de la Costa Norte. Asimismo, el alcalde anunció que en dos semanas se hará la mudanza del equipo y mobiliario de Las Juntas a la nueva sede en Ixtapa.*******Por cierto, vaya caos vial el registrado la tarde y noche de éste lunes 21 de septiembre en el tramo Las Juntas-Ixtapa de la carretera 544. La circulación prácticamente se paralizó debido a las inundaciones registradas a la altura de la Pepsi y crucero del CUC que por la intensa tormenta de agua se prolongó hasta Ixtapa. Cuando en el gobierno de Salvador González Reséndiz se encementó el tramo de Las Juntas hasta casi el ingreso al CUC, muchas empresas que ya existían a la altura de la refresquera se inundaron en el primer temporal de lluvias. Para evitar que sus patios de maniobras e interiores de oficinas se anegaran realizaron las debidas modificaciones pero sin embargo, nada humano se puede hacer con un aguacero bíblico como el de tarde de este lunes. El ingreso al fraccionamiento Vallarta, en su unión con la carretera es otro crítico. Ayer los habitantes otra vez quedaron por algunas horas incomunicados también los amigos parceleros de esa zona. El viejo camino a Las Junta no fue opción para seguir la ruta a Ixtapa. El lateral del CUC hasta la avenida Independencia, el ingreso principal a Ixtapa, fue otra vez intransitable y los carriles circulación rumbo a Las Juntas se convirtieron en doble sentido. Ya en la noche la situación se normalizó y la atención se fijó en las caudalosas corrientes de los ríos y arroyos, y asentamientos urbanos bajos. No modo, fue otra dura jornada para el personal de Protección Civil, también de los bomberos, comandados por el amigo Adrián “el semáforo” Bobadilla García. ******Horas antes, nos reportaron que personal de Obras Públicas, de Desarrollo Social y personalmente el alcalde Arturo Dávalos Peña fue visto en la talacha de desazolve del canal que corre a orillas de la carretera 200, a la altura de Las Juntas. Es un antiguo canal taponeado por basura y arbustos que como el río Pitillal, debió haber sido sometido a una limpieza total para permitir el flujo libre del agua, en este caso al río Ameca y prevenir inundaciones de negocios y viviendas. El agua estancada ya buscaba salir a la carretera que en un punto ya registraba inundaciones.