Las disputas, acusaciones e impugnaciones en Morena

ContextosGerardo Sandoval Ortiz

La noche de este martes 27 de abril, Carla Esparza informó en un video difundido en sus “benditas redes sociales” haber interpuesto dos recursos legales; impugnó la segunda designación de Luis Michel a la alcaldía y acusó a éste y a 13 seguidores de morenos de ejercer violencia política de género en su contra.


Es un rounds más de la batalla en el terreno de Morena y su proceso interno que por tan deseado parece resultar infranqueable para los dos “finalistas”, Michel y Carla Verenice Esparza Quintero. En el último alboroto de ese partido se disputan la candidatura y después de someterse a reglas del partido, trasladaron a los tribunales electorales sus disentimientos por el ansiado botín.


Días atrás supimos que Carla Esparza alistaba la defensa legal de lo que considera es irrenunciable derecho, ser la candidata del Movimiento de Regeneración Nacional a la presidencia municipal de Puerto Vallarta. Lo fue desde el sábado 3 de abril, a la víspera del arranque de la campaña constitucional, cuando en una maratónica sesión el IEPC resolvió retirarle a Michel la candidatura. (Aquella sesión del IEPC inició el sábado 3 de abril y con algunos recesos y un apagón del “reloj”, se prolongó la madrugada del lunes 5, un día después del formal inicio de las campañas).


Cuando el ya lejano viernes 18 de marzo, Morena decidió postular a Michel, Carla Esparza fue la primera en saludar públicamente la designación. Al mismo tiempo que la dama sería la segunda regidora, Morena sufrió la fuga de talentos, un éxodo que a casi dos meses no se detiene. Dos semanas y un día más tarde, se “congeló” a Michel y a través de un sorteo los consejeros del IEPC “bajaron” al profe del uno al dos, y se registró a Carla en la posición. Todo a consecuencia de la dichosa paridad de género.


Hace una semana nos amanecimos con la noticia de que el Tribunal Electoral del Estado de Jalisco, el Triejal, resolvió que el Instituto Electoral y de Participación Electoral acepte el registro de Michel. En ese momento se reabrió la hostilidad que distingue al infame y pésimo manejo dado por los notables dirigentes de Morena.


Carla Esparza desapareció una semana y con sonada estridencia ha aparecido en las redes sociales. A cuentagotas hizo trascender los pasos que con mucho sigilo estaba dando. Sin dar explicación, se reservó detalles de sus denuncias y se limitaba a confirmar o negar alguna pregunta. Hecho público el video, de ahí tomamos hemos hecho algunos apuntes como la lista de sus señalados y acusados de infringirle violencia política de género.


Naturalmente, ignoramos el contenido, evidencias o testimonios, las previsibles pruebas que aportó en su denuncia que consta en el expediente JDC-527/2021 de la Sala Regional Tribunal Electoral del Estado de Jalisco que recibió su juicio para la protección de derechos políticos del ciudadano. Sin embargo, hechas algunas consultas a expertos en el tema, nadie augura un veredicto favorable a ella. Una campaña electoral es una campaña y no habrá tiempo para analizar concienzudamente los cientos, miles, cientos de miles de señalamientos.


Sin embargo, más allá de nuestro pesimismo personal, nos salta la interrogante. ¿Qué diabluras habrá hecho Luis Michel y sus seguidores como para causar la indignación de Carla Esparza? Desganado por entrar al tema, un militante nos dijo: “Lo que sí es cierto es que Michel se portó muy mal con ella”.


Los señalados de atentar contra sus derechos, los “actores” del juicio, son: Actores: Luis Alberto Michel Rodríguez, Francisco José Martínez Gil, Cristián Eduardo Alonso Robles, Luis Enrique Hurtado Gómez, Claudia Alejandra Iñiguez Rivera, Jazmín Susana Alonso herrera, José Rodríguez González, Carlos Antonio Navarrete, Griselda González Castellanos, María Rosalía Flores Peña, Pablo Ruperto Gómez Andrade, José Guadalupe López Félix, María Elena Curiel Preciado e Hilda Judith Ulloa Meza.


De esos malvados 14 individuos, a los profes, Michel, Ruperto Gómez, la maestra Curiel Preciado y a Pepe Martínez, los conocemos por ser individuos obstinados por el poder y nada de raro sería saber que hayan perdido su caballerosidad sintieron desplazados por Carla Esparza en esas tres semanas que Michel permaneció “congelado”.


Recordemos que hace apenas tres años, Pepe Martínez fue candidato independiente a la alcaldía y sus escasos votos no le alcanzaron ni para soñar en alcanzar alguna regiduría pluri. El profe Ruperto carga por años con esa ilusión y mano a mano con María Elena Curiel, desde el 2015 los dos suelen ser parte de la lista de aspirantes a la alcaldía. Michel ingresó al PAN con igual alucinación y cada tres alzaba la mano para hacerse escuchar. Supo el menosprecio de la elite panista y volteó bandera a Morena.


Entonces, nada de raro será saber alguna antología de insultos, de improperios, injurias o denuestos, inferidos por Carla Esparza. Lo que en el video y causa furor en las redes sociales es lo siguiente: (Dice Carla) cuando se designó a Michel lo apoyé pero el IEPC determinó que yo fuera por una acción definitiva de género y “recibí un trato totalmente opuesto, fui ignorada, indivilizada, bloqueada, molestada, tratada como si yo fuera la enemiga, y eso no es aceptable”.


Sostiene que “por ignorancia o por dolo fueron cometidos delitos electorales en mi contra y por eso hace días presenté una denuncia por violencia política de género. Una denuncia que presenta pruebas de los delitos que personas y algunos personajes del partido cometieron a quienes, no voy a mencionar…”.


En estas cuatro semanas, simpatizantes y militantes de Morena se han dicho confundidos y es una constante observar la frecuencia de acudir a las redes sociales para preguntar quién es el candidato. De ello habla quien fue la candidata sustituta: “También les informo que ayer presenté una impugnación en la Sala Regional de Guadalajara del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Esta impugnación será resuelta en los próximos días, lo que quiere decir que aún no está dicho nada. Por lo pronto continuaremos haciendo campaña por Morena. Nada ni nadie nos va a detener”.


Antes de despedirse, invoca frases obradoristas, “nada por encima de la ley; con el pueblo todo, sin el pueblo nada”, a ser paciente y esperar que “la justicia y la opinión pública” y suelta su remata: Soy Carla y represento moral y legalmente a Morena en Puerto Vallarta (…) no los voy a defraudar. Es tiempo de las mujeres y es momento de la justicia”.

Revolcadero

Y por entregar la colaboración, nos recomendaron darle lectura los fervorosos comentarios desprendidos por el video de Carla Esparza Quintero. Tomamos la aportación de José Luis Gudiño Cueto, que antepone su devoción obradorista para llamar a la unidad y clama con vehemencia apoyar a Luis Michel. El Tribunal ya sentenció y queda restituido Michel, dice y alega que quien quiera representar a los morenos debe ser cuestionada, sea hombre o mujer opero que él no está en contra de Carla. Que lo del incumplimiento de paridad de género, se debió a un “error administrativo” y ya se corrigió, es inatacable la sentencia y pide unirse y trabajar. Y puntual, a él le respondió Esparza Quintero: “Vamos aclarando algo, mi decisión de denunciar VPG e impugnar, es relacionada al trato que se me dió por parte de todos después de que el IEPC decidió que una servidora fuera la candidata (…) solo recibí invisibilisación, malos tratos, obstaculización, etc… entonces ahí las cosas cambiaron, no se vale que si desde que se me informó a mí, como mujer finalista también, igual que el Profe, que encabezaría el Profe y yo lo apoye (si fuera el caso de querer ganar de manera personal, en ese momento pude impugnar y no lo hice) apechugue, me uní y apoye en TODOOOO, pero después de la decisión del IEPC recibo violencia por parte de ellos y quedarme callada? No amigos, eso es lo que no es aceptable”.* Antonio Sáizar Quintero, un amigo y notario de Acaponeta publicó su experiencia como precandidato a la diputación federal de Morena en el Distrito 1 de Nayarit. El dictamen de la Comisión Nacional de Elecciones se conoció el sábado y la decisión no le favoreció. “Participamos en un proceso interno de selección de candidatos, cumpliendo con los requisitos establecidos en la Convocatoria. De antemano sabíamos que el proceso de selección ya estaba definido y que tan solo seríamos comparsas de acompañamiento, sin embargo decidimos inscribirnos alentados por lo establecido en la declaración de principios de morena, por contribuir a cambiar la forma tradicional de intervenir en los asuntos públicos y sumarnos a los principios democráticos en torno a un fin común”, escribió el notario 1 de la Ciudad de las Gardenias, que añadió: “Siempre he sido enemigo de la simulación y en esta ocasión es necesario decirlo, que fuimos testigos de un proceso opaco, sin transparencia alguna, con absoluta falta de respeto y atención a las y los aspirantes, además de una ausencia total de operación política de parte de quienes se supone debieron conducir el proceso en nuestra entidad, por lo que creo que con esa actitud poco habrán de abonar a fortalecer la unidad y respaldo en torno del candidato designado”.* Y para que Morena se lleve orejas y rabo, pero que no sea de Macedonio “El toro” de Guerrero, cerramos con lo prometido, el mitin de Bruno Blancas Mercado en su visita a la colonia de los Maestros, en la Idipe de Ixtapa. Doña Manuela Ramos mi presidente, bien hasta dos veces tomó el micrófono. Pero el que se llevó la tarde fue un maestro de cuyo nombre ningún vecino se pudo acordar. Más bien, los simpatizantes morenos vecinos no quisieron acordarse. El profe le puso una regañada al Bruno, literalmente le dijo flojo, que indebidamente llamó por sonido fueran a conocerlo, que él debe acudir a los vecinos a pedir el voto. Cuando Bruno se nos acercó a saludar, solo le dijimos que no sea marro y se compre una bocinita más grande. Risa de por medio, abrió los ojos y aceptó el donativo de ir a casa por una bocina. Eso sí, como bueno obradorista, que su pecho no es bodega y que él no paga chayote. Divertido que es Bruno. ¿Propuestas?, cero. Asistentes, a lo sumo medio centenar y más de la mitad enchalecados de color vinotinto y los más ruidosos. Chascarrillo o broma, un profe vecino nos dijo que eran “siervos de la nación”, la nómina del gobierno federal en campaña con Bruno.