Procesan a funcionario de Mascota por hostigamiento sexual contra menor; quedó libre

El pasado 4 de mayo del presente año, la víctima y su mamá presentaron la denuncia

El ex director del Instituto Municipal de Atención a la Juventud (IMAJ) de Mascota fue vinculado a proceso, por los delitos de hostigamiento sexual y abuso de autoridad contra una menor de edad, sin embargo el proceso lo llevará en libertad, por lo que sólo se le dictaron medidas cautelares.

El pasado 4 de mayo del presente año, la víctima y su mamá presentaron la denuncia. La menor de 13 años, manifestó que acudía a las instalaciones municipales a practicar deporte, sin embargo, los días 29 y 30 de abril de este año, recibió en su celular varios mensajes del imputado mediante la aplicación Whatsapp, cortejándola y también la invitó a que sostuvieran un encuentro.

Fernando “N” -el cual se desempeñaba como encargado de la dirección de dicho instituto- convenció a la menor aprovechando las circunstancias de trabajo en el IMAJ, bajo el argumento de que le iba a mostrar un salón de usos múltiples.

La adolescente llegó, y el servidor público presuntamente continuó acosándola, además de que la tocó en el cabello, le rozó un brazo y en la despedida, la abrazó; de acuerdo con la información difundida por la Fiscalía Estatal.

Debido a que la menor se sintió vulnerada en su persona y a su vez sorprendida, contó lo ocurrido a su progenitora, por lo que denunciaron los hechos.

Fue así que la Fiscalía Regional de Puerto Vallarta inició una carpeta de investigación con un enfoque diferencial y especializado.

Las diligencias continuaron y el 17 de agosto se emitieron medidas de protección, además de que mediante las investigaciones se obtuvieron una serie de datos de prueba, señalamientos y testimoniales que permitieron acreditar la probable responsabilidad de Fernando “N” en la comisión de los delitos ya mencionados.

Con base en lo anterior el caso fue judicializado. En la audiencia de imputación el agente del Ministerio Público expuso los elementos reunidos al Juez de Control y Oralidad, quien lo vinculó a proceso con medidas cautelares diversas.

Es por ello que Fernando tiene prohibido acercarse al domicilio de la menor en un radio de 500 metros y no debe aproximarse en un radio de 200 metros a la víctima y denunciante, ni comunicarse con ninguna de ellas por cualquier medio verbal, escrito, redes sociales y demás, por el tiempo que dure el proceso. (El Occidental).